Estilo de vida

Consejos para ayudar a los niños con pesadillas

La tensión e incertidumbre por la crisis sanitaria del COVID-19 puede tener repercusión en el sueño de nuestros hijos, sobre todo de los más pequeños. Son los llamados terrores nocturnos y las pesadillas. Para ayudar a los peques a superarlos, María García, psicóloga de Blua de Sanitas, nos indica cómo distinguirlos: “Las pesadillas son episodios desagradables y angustiosos que se producen durante el sueño REM. Se pueden presentar en cualquier momento de la noche. Se caracterizan por una manifestación de ansiedad o preocupaciones”.

cómo ayudar a los niños con pesadillas

The Good Brigade

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

En cuanto a los terrores nocturnos, la experta subraya que se producen en la fase no REM del sueño, que abarca el primer tercio del tiempo dedicado al descanso. “Nos referimos a sueños más vívidos y angustiosos”, comenta García, quien explica que el niño está “profundamente dormido, a pesar de llegar a tener los ojos abiertos o incluso gritar o moverse”. Estos episodios no suelen superar los diez minutos.

¿Qué hacer cuando los niños tienen pesadillas?

cómo ayudar a los niños con pesadillas en la foto, un niño dormido con su peluche

Agencias

Estos episodios son más frecuentes entre los 4 y 8 años. La psicóloga nos aconseja: intentar despertarle suavemente, con palabras de cariño y caricias; no es necesario preguntarle sobre el contenido del sueño, pero debemos escucharle si quiere hablar de ello; hablar con nuestro hijo o hija y explicarle que se trata de una pesadilla; se puede realizar un repaso de la habitación abriendo el armario o mirando debajo de la cama.

¿Y cuándo sufren terrores nocturnos?

cómo ayudar a los bebés y niños con terrores nocturnos en la foto, la mano de un bebé y de su madre entrelazadas

Getty Images

Los terrores nocturnos son menos frecuentes que las pesadillas y se suelen dar en peques
de 1 a 4 años. En estos casos, la experta María García recomienda cómo actuar: no despertar al niño; mejor acercarse de manera suave y permanecer a su lado para evitar que se autolesione; no intervenir, mantener la calma y esperar a que pase el episodio. Después, con cariño y afecto, ayudarle a que se calme y se sienta reconfortado para que vuelva a dormirse.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

This commenting section is created and maintained by a third party, and imported onto this page. You may be able to find more information on their web site.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *